miércoles, 28 de octubre de 2015

Tres colores: Rojo



Es una coproducción entre Francia, Polonia y Suiza de 1994 co-escrita, producida y dirigida por el cineasta Krzysztof Kieslowski y protagonizada por
Irène Jacob y Jean-Louis Trintignant. Se trata de la última película de la trilogía Tres Colores, que examina los ideales revolucionarios franceses . Rojo es  la fraternidad, que se explica , mostrando personajes cuyas vidas se ven gradualmente  interconectadas aunque parecen tener poco en común. Kieślowski había anunciado que esta sería su última película, que resultó cierto con la muerte repentina del director en 1996.

Krzysztof Kieslowski, Irène Jacob y Jean-Louis Trintignant

Valentina, una joven estudiante que se gana la vida como modelo, salva la vida de un perro atropellado por un coche. La búsqueda de su dueño la conduce a un juez jubilado que tiene una extraña obsesión: escuchar las conversaciones telefónicas de sus vecinos. Si antes el espionaje telefónico formaba parte de su trabajo, ahora se ha convertido en un vicio. A Valentina le desagrada la conducta del hombre, pero no puede evitar ir a verlo.


Al igual que en las dos películas anteriores, un solo color domina: numerosos objetos de la película son de color rojo brillante, incluyendo
la valla publicitaria que ofrece el perfil  Valentina. Varias imágenes se repiten a lo largo de la película. Los personajes son a menudo yuxtapuestos  en diferentes niveles físicos. Las escenas entre Valentina y Kern en su casa nunca se muestran los personajes en el mismo nivel: Valentina está bien por encima de él o se sienta debajo de él.


 

Además, la localización de las escenas en Ginebra contribuye al tema de la fraternidad, al ser Suiza un país de convivencia lingüística, cultural y religiosa, más aún en la cuna del reformismo de Calvino, cuyas ideas de la predestinación pululan en el personaje del juez.


 No obstante, el simbolismo del color rojo como parte de los idearios revolucionarios franceses y por ende de la cultura europea y occidental, y que articula la trilogía se amplía a otros ámbitos: los personajes masculinos protagonistas son jueces, y en el protocolo universitario el color rojo se asocia con el Derecho; el personaje femenino protagonista se vincula escenográficamente con el rojo como muestra de la habitual representación de este color con la energía vital y con el amor.



Un símbolo común a las tres películas es la de un vínculo subyacente o cosa que mantiene el protagonista ligado a su  pasado, en el caso de Rojo el juez nunca cierra sus puertas  a pesar de que él quiere aislarse de todo.


 Otra imagen recurrente relacionada con el espíritu de la película es el de las personas mayores reciclando  botellas; en el caso de Rojo una anciana no puede alcanzar el orificio del contenedor y Valentine la ayuda (es el espíritu de solidaridad en que se basa la película).

La película ha sido interpretada como un anti-romance.



Juliette Binoche y Benoît Régent, los protagonistas de Trois Couleurs: Blue, y Julie Delpy y Zbigniew Zamachowski, los protagonistas de Trois Couleurs: Blanc, realizan un cameo en la parte final de la película. Su presencia está justificada para cuadrar argumentalmente toda la trilogía, porque se ha interpretado el final de esta película como una muestra de que el amor les salva de la deriva de la sociedad, simbolizada en el hundimiento del barco.



La banda sonora como el resto de la trilogía esta compuesta por Zbigniew Preisner. La música es interpretada por la Sinfónica de Varsovia.

La música también contiene  composiciones de Van den Budenmayer, un músico holandés  de  ficción, creado por Zbigniew Preisner, que también aparece en otras composiciones hechas para el cine de Kieslowski, como La doble vida de Verónica, El Decálogo y Tres Colores: Azul.



Rojo fue muy aclamada, y fue nominada a tres premios de la Academia, incluyendo Mejor Director. También fue seleccionada por Suiza  para la Mejor Película Extranjera en los Premios Oscar, pero fue descalificado por ser una coproducción y a ciertos problemas sobre la nacionalidad de la película.


                                             

No hay comentarios:

Publicar un comentario