miércoles, 30 de marzo de 2016

La naranja mecánica ( A Clockwork Orange )


Es una novela distópica del escritor británico Anthony Burgess publicada en 1962. Situado en un futuro no muy lejano en Inglaterra que nos ofrece una subcultura juvenil de violencia extrema. Según Burgess la escribió en tan sólo tres semanas. En 2005, La naranja mecánica se incluyó en la lista de la revista Tine de las 100 mejores novelas en idioma Inglés y fue clasificada por la Modern Library y sus lectores como una de las 100 mejores novelas del siglo XX . El manuscrito original del libro se encuentra en la Universidad de McMaster en Hamilton, Ontario. Canadá compró los documentos en 1971.

Gran Bretaña, en un futuro indeterminado. Alex es un joven muy agresivo que tiene dos pasiones: la violencia desaforada y Beethoven. Es el jefe de la banda de los drugos, que dan rienda suelta a sus instintos más salvajes apaleando, violando y aterrorizando a la población. Cuando esa escalada de terror llega hasta el asesinato, Alex es detenido y, en prisión, se someterá voluntariamente a una innovadora experiencia de reeducación que pretende anular drásticamente cualquier atisbo de conducta antisocial.

El libro tiene tres partes, cada una con siete capítulos. Burgess ha declarado que el total de 21 capítulos fue un guiño intencionado a la edad de 21 años siendo reconocido como el momento de maduración humana. El capítulo 21 fue omitido en las ediciones publicadas en los Estados Unidos antes de 1986, debido a la insistencia de la editorial estadounidense,
Burgess  se vio obligado a cortar el capítulo final redentor de la versión de EE.UU. por lo que el cuento podría terminar con una nota más oscura, con Alex sucumbiendo a su violenta e imprudente naturaleza-un final, que el editor insistió sería "más realista" y mas del gusto de público de Estados Unidos, para
Burgess este capitulo abarca el concepto de evolución positiva, y un final con la  elección moral del bien. Esta versión de 20 capítulos le sirvió a Kubrick para la adaptación fílmica. Burgess, que debatió largamente sobre su novela , después de la película de Stanley Kubrick siguió defendiendo la importancia del capítulo 21 como un punto faltante que  diera el sentido que él  pensaba debía tener la historia. Las ediciones aparecidas posteriormente sí incluyen este capítulo.


El libro, narrado por Alex, está escrito con abundancia de expresiones nadsat, una ficticia jerga adolescente, mezcla de palabras basadas en el idioma ruso, ciertas voces de la jerga rimada cockney y palabras inventadas por el propio autor. En la segunda parte del libro (capítulo 6), uno de los médicos de Alex, el doctor Branom, describe así el nadsat: «Fragmentos de una vieja jerga. Algunas palabras gitanas. Pero la mayoría de las raíces son eslavas». Burgess escribió que su libro, leído de forma sistemática, era como «un curso de ruso cuidadosamente programado».


 Especialmente famosa se hizo la expresión «horrorshow» (transcrita en la edición de Minotauro como «joroschó» y en el doblaje español de la película como «de horrores»). Es un juego de palabras entre la expresión rusa para «bien» o «bueno» y el inglés «horror show», «espectáculo de horrores».


Burgess, agudo comentarista de la obra de James Joyce, sobre la cual escribió los ensayos "ReJoyce" y "Joysprick", tomó de este la decisión  de de inventar un nuevo lenguaje e insertar palabras en otros idiomas.


El autor utilizó este recurso —la creación de una jerga adolescente— para hacer atemporal la obra, ya que de otro modo el paso del tiempo habría revelado en la sintaxis y vocabulario que no es un libro actual. De este modo, al crear una forma artificial para narrar el argumento, este lenguaje actuaría con un efecto de antienvejecimiento que permitiría su lectura fluida pese al paso del tiempo.



El libro se inspira en sucesos acontecidos en 1944 a la esposa del propio Burgess, cuando fue víctima de un robo y violación por parte de cuatro soldados estadounidenses en las calles de Londres. Dado que se encontraba embarazada, la paliza le provocó un aborto.

Burgess dio tres orígenes posibles para el título:

que había oído la frase "Tan raro como una naranja mecánica" en un pub de Londres en
1945 y asumió que era una expresion cockney (jerga hablada en una zona de Londres ).

Su segunda explicación es que era un juego de palabras con la palabra orang en malayo, que significa "hombre". La novela no contiene otras palabras en  malayo.

Y la tercera era que una maldad tan extrema que es capaz de «subvertir la naturaleza» y convertir una entidad orgánica, llena de jugo y dulzura y olor agradable, en un autómata."



La adaptación más conocida de la novela es la película de 1971 La naranja mecánica de Stanley Kubrick , protagonizada por Malcolm McDowell como Alex. en su estreno tuvo tanta repercusión que, en Inglaterra, se sucedieron una serie de crímenes perpetrados por jóvenes que supuestamente se veían inspirados por la película. Stanley Kubrick se encontró bajo una gran presión, ya que algunos medios le apuntaban a él como culpable de lo sucedido. Kubrick se vio seriamente afectado, no solo porque residiera en Inglaterra, sino por saber que no todos habían interpretado
correctamente los mensajes que subyacen tras la violencia que muestra en su obra. Ante esta situación, Kubrick forzó a la Warner a que retirara por completo la distribución de la película de Gran Bretaña, tras sesenta y una semanas en cartel. Esto muestra la gran libertad de la que gozaba el director (al ser capaz de imponer una decisión personal a unos grandes estudios), así como su gran
determinación. La naranja mecánica no pudo ser vista en Gran Bretaña hasta después de la muerte de Stanley Kubrick, en 1999. Burgess rechazo frontalmente esta adaptación y llego a afirmar - " La película hizo más fácil que  los lectores del libro malinterpretar de que trataba, y el malentendido me perseguirá hasta que me muera. No debería haber escrito el libro a causa de este peligro de la mala interpretación."

Tambien la película Vinyl de 1965 Andy Warhol es una adaptación de la novela

En 1986 Burgess publicó una obra de teatro titulada La naranja mecánica: Un Juego con música. La obra incluye canciones, escritas por Burgess, que se inspira en Beethoven y en el argot Nadsat.También se han realizado desde entonces diversas adaptaciones al teatro.



No hay comentarios:

Publicar un comentario