miércoles, 14 de septiembre de 2016

Seda (SETA)



Es una novela del escritor italiano Alessandro Baricco publicada en 1996. El libro ha conocido un gran éxito editorial y ha sido traducido a varios idiomas. Se trata de una novela corta: ninguno de sus capítulos excede las tres páginas.  Se destaca por su ritmo pausado y sus sutiles composiciones. Las descripciones de las prácticas de Japón corresponden a la mirada occidental, que descubre en su elegancia y en su misterio una fuente de asombro.

Hervé Joncour, un comerciante de  gusanos de seda  francés que  a causa de una epidemia ,que ha afectado a los gusanos  en todos los países europeos y africanos, se ve obligado a viajar a Japón para comprar huevos.  Este país, para él  nuevo y sorprendente, se le da  bienvenida al palacio real de Hara Kei, un hombre enigmático, que siempre está en compañía de una joven. "Sus ojos - cómo describir Baricco - no tienen una forma oriental, su rostro era el rostro de una niña". Los dos sienten una  intensa atracción.

Esta novela es clara y ligera como la seda: de hecho, el título alude  tanto al motor de la historia como a  su  transparencia. La narración es lineal y simple, parece surgir de casi nada y de nada crece, como la seda, no sólo porque muchos personajes se mueven en una "burbuja de vacío" entre las alusiones y  los silencios, sino también porque estos silencios se expresa por los espacios en blanco frecuentan la página.


Cuando habla de Seda, Baricco dice que no es una novela sino una historia. Que comienza con un hombre que atraviesa el mundo y acaba al borde de un silencioso lago. Que el hombre se llama Joncour, y que el lago no se sabe. Añade que podría decirse que es una historia de amor. Pero que si solo fuese eso, no merecería la pena contarla. Una conmovedora travesía hacia la pasión, un viaje emocional de Occidente a Oriente.

El director francés François Girard rodó en 2007 una adaptación cinematográfica protagonizada por  Keira Knightley y de Michael Pitt, recibiendo críticas adversas.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario