miércoles, 30 de noviembre de 2016

El cordero carnívoro (L'Agneau carnivore)


Es la primera novela del escritor español exiliado a Francia  Agustín Gómez-Arcos publicada en 1975. El libro fue un éxito. El texto aborda los asuntos que más interesaron al escritor: la Guerra Civil y sus secuelas, la desposesión del exilio y, sobre todo, los amores prohibidos. Esta novela abiertamente sacrílega contiene una alegoría de la fortaleza y la perseverancia en un lugar -la España franquista- donde predominaban una piedad y una educación pésimamente entendidas.


Durante los primeros dieciséis días de su existencia, el niño quedó postrado en su cuna: los ojos cerrados, ni un grito, ni un gesto. El día dieciséis, abre los ojos. Su madre, decepcionada que esperaba  un monstruo, no está interesada en él y lo hace llevar a la "otra habitación", la de su hijo mayor Antonio. El niño creció con el  secreto de amor  de su hermano, Antonio que lo inicia en el  placer y en  el conocimiento. El niño descubre el pasado descifrando  en torno a él su propia historia. Vive sólo por el amor hacia su hermano y el odio a su madre.

Narra, de un modo intenso y provocativo, la vida de un muchacho desde su nacimiento hasta que cumple 25 años. Partiendo de la extraña relación entre el protagonista y los seres que lo rodean, Gómez Arcos desvela, de manera descarnada, los traumas causados por la guerra civil en una familia de la burguesía andaluza. Profundas reflexiones sobre las relaciones humanas, la muerte, la homosexualidad, la libertad, la dictadura, la religión, conforman esta novela de amor y de odio, magistralmente escrita pero políticamente incorrecta.
Más allá de la anécdota biográfica el lector descubre la imagen perturbadora y simbólica  España actual. Ganador del  premio Hermes en 1975.

No hay comentarios:

Publicar un comentario